noviembre 08, 2004

Justificación

El marco dentro del cual se ubica este proyecto, debe ser el resultado de la planeación institucional en el marco de lo que se ha denominado "Pedagogías Activas".
Como uno de los papeles fundamentales de las instituciones educativas es el de crear ambientes educativos que a la vez promueven los aprendizajes significativos, favorezcan la transferencia de conocimientos y preparen a sus estudiantes para integrarse a un mundo en el cual las comunicaciones y los medios audiovisuales juegan un rol preponderante, la escuela y el colegio debe asumir la responsabilidad de llevar a cabo una transferencia de este tipo de habilidades.
Esto significa que el estudiante debe ser capaz de interpretar situaciones comunicativas en el contexto, analizarlas, formular hipótesis y ser capaz de aplicar en otros contextos los saberes aprendidos.
Un ámbito fundamental en el funcionamiento del mundo actual lo constituye la comunicación, dentro del cual las personas y las instituciones satisfacen objetivos que son inherentes al funcionamiento de la sociedad.
Por esta razón, una de las ramificaciones indispensables para la puesta en marcha del proyecto de Pedagogías Activas, tiene que ver con la promoción de una estrategia sólida, coherente, interinstitucional e integrada a través de la cual se lleve a cabo un cambio fundamental: el medio de comunicación debe ser entendido en su dimensión pedagógica y estética relacionada con todos los saberes.
Es con este objetivo, esta mirada y a través de esta lógica que se ha desarrollado este proyecto.
La idea es posicionar a los medios como herramientas pedagógicas naturales en el aula con el fin de que tras la ejecución de este proyecto (y más allá de sus parámetros), el medio se equipare a un lápiz tanto en su disponibilidad y facilidad de uso, como en sus posibilidades de creación. Este esquema, da origen a la estrategia, a través de la cual, se busca crear productos mediáticos propios y promover la lectura crítica de los medios de comunicación existentes en la actualidad.
Como una de las finalidades de este proyecto es el desarrollo de competencias argumentativas e interpretativas en los estudiantes, es necesario hacer algunas precisiones teóricas, tanto desde la pedagogía como desde la psicología.
El desarrollo de las competencias lingüística y comunicativa es considerado como una prioridad en la pedagogía actual, su importancia radica en que el lenguaje en todas sus manifestaciones, es vital en el desarrollo de la inteligencia.
La mirada constructivista y las inteligencias múltiples, abonan un terreno fundamental para que se establezca una dialéctica entre la escuela y la comunicación ya que se abren las puertas a unos nuevos MODOS expresivos, se encarna una nueva estética y se visibiliza, de una nueva forma, la relación entre el significado y el significante.
Los medios llevan a cabo dos revoluciones: la revolución pedagógica y la revolución democrática. En la primera, el rol del profesor ha sufrido serias modificaciones: no es solo él el que reconoce el conocimiento y tiene acceso a él, puede o no estar compartiendo el mismo espacio con los estudiantes, se relaciona con lógicas de simultaneidad y velocidad diferentes, y debe recrear constantemente su conocimiento y quehacer pedagógico.
La segunda, tiene que ver con una relación aplanada dentro del aula ya que el acceso permanente a la información enriquece la construcción del conocimiento y le da una nueva posición al maestro como facilitador, como interlocutor y moderador.
Esto influye tanto en las metodologías como en los modos de expresión e implica un cambio necesario en la mentalidad del profesor a través de la cual pueda, él mismo, ejercer (y necesitar) unas nuevas formas de interpretación, exposición y evaluación de los temas del currículo.
Para resumir, el estudiante es el protagonista en el proceso de aprendizaje y construye su conocimiento a partir de experiencias significativas, pero a la vez debe ser capaz de transferir esos conocimientos de un contexto a otro.